IGLESIA DE DIOS RD CELEBRA 75AVA CONVENCION; ELIGE AL OBISPO MAURO VARGAS; NUEVO SUPERVISOR NACIONAL

Por la redacción de revistalacosecha@gmail.com,
El pasado 9 de marzo, tuvo lugar uno de los eventos más importantes de la iglesia de Dios en la Republica Dominicana, el caribe y cuidado si en Latinoamérica. Me refiero a la 75ava Convención Nacional, con el tema: “Identidad”. La iglesia de Dios en el país, presenta en los últimos años un robusto crecimiento en membresía, construcciones de templos y el área social.
El prestigio social, la credibilidad doctrinal, la ética ministerial, el compañerismo y la cooperación ministerial, han sido logros incuestionables del saliente Obispo administrativo Elvis Samuel Medina. Desde que llegó el reverendo Modesto Edward al obispado en la década de los 80’, se preparó el camino para que, de manera reiterativa, el paso por el Seminario Bíblico se convirtiera en el “trampolín” hacia el Obispado Nacional.
Desde 1994 hasta el 2018 ese precedente ha prevalecido en las elecciones del Obispo nacional, antes llamado supervisor nacional. El primer rector del Seminario Bíblico de Iglesia de Dios (SEBID), fue Eduardo Andrés Rincón, que tomó su cargo en el año 1994 hasta el 2006, cuando ganó las elecciones Supervisor el Obispo Elvis Samuel Medida. Desde entonces, el sentir del ministerio ha sido que el aspirante que dirige el seminario, es el candidato con más posibilidad de ser elegido “Obispo Nacional” de la Iglesia de Dios.
Nunca la elección para Obispo Administrativo fue tan disputada como la de este año, correspondiente al periodo 2018-2020. En este certamen participaron ocho candidatos, los obispos ordenados Bolívar Castillo, Misael King, Mauro Vargas, Yoni Samuel Paredes, Persio Paulino, José Antonio Chery, Humberto Dechamps y Juan Tiburcio.
Nunca antes se había dado una elección para obispo con tan buenos candidatos. Y desde el principio, se veía que el ex rector del SEBID, Obispo Mauro Vargas, encabezaba las preferencias entre los ministros con calidad para votar.
El obispo Mauro Vargas salió puntero en la primera vuelta con un 27.52 % seguido de Juan Tiburcio con un 19%, Humberto Deschamps con un 16 % y Bolívar Castillo con un 14%. Estos cuatros candidatos fueron los punteros para la segunda ronda; ya que nadie superó el 50 más uno de los votos en la primera ronda. En la segunda el Obispo Mauro Vargas consiguió un ascenso que lo colocó en un envidiable 41%, superando con de más de 200 votos a su más cercano contendor el pastor Tiburcio, quien obtuvo un 22% de los votos en esa ronda.
Para la tercera vuelta” el Obispo Mauro Vargas obtuvo un histórico porcentaje de un 66.7 % (67%), para convertirlo en uno de los obispos más votados de los últimos tiempos, solo superado por Elvis Medina. Aunque aquí debemos aclarar, que nunca se habían medido 8 candidatos en unas elecciones internas para elegir un Obispo Nacional, y que la disgregación de los votos impidió que nadie pudiera irse en la primera vuelta.
Juan Tiburcio obtuvo el 33% de los votos y siempre estuvo en el segundo lugar, posición que nunca perdió.
Queremos resaltar la limpieza y la transparencia con la cual se manejó el Comité de Escrutinios o Comisión Electoral, con cada boleta sellada y resguarda por el Obispo Insular de Campo, Ismael Charles, quien tuvo dominio y supervisión de manera meticulosa de las boletas todo el tiempo.
El Comité de Registro y Escrutinio estuvo a la altura de la circunstancia, pudimos ver a los Obispos Carlos Peña, Esther Cristiana, Ventura Popa González, Félix Martínez y José Miguel Rodríguez, realizar una labor encomiable en aras de preservar los mejores intereses que sustentan a nuestra santa y gloriosa Iglesia de Dios.
El Obispo Elvis Samuel Medina y su familia estuvieron a la altura de las circunstancias, como siempre ha sido tradición esa distinguida familia. El Obispo Medina facilitó la transición sin trauma en dicho certamen, aunque en un momento del claustro, dentro del salón de actividad, el mismo se tornó un tanto “cansón”; lo que fue salvado por la magistral charla que improvisó del obispo Manolo Patrocino, de forma amena y divertida; al igual que el obispo Manuel Valera (Manny), quien siempre nos da cátedras de ser un excelente músico y maestro de la música.
Share on Google Plus

About Revista La Cosecha

Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *