Yiye Avila: “El Legado de un Hombre de Dios”.


“Yiye tenía una Vida de Oración, oraba en todo momento y en todo lugar”
Por Lic. Juan Burgos/Dir. Gral. La Cosecha. 
Santo Domingo, R. D.- “Yo voy a descansar cuando el Señor me llame a su presencia”, esta era una de las tantas “frases lapidarias” del Evangelista Yiye Ávila, quien según la presidenta del Ministerio Cristo Viene Inc. en el país, Marylin Orozco, era un apasionado de la Conquista de Alma para el Señor.
Tras una entrevista exclusivas que concedió a la Cosecha Magazine, Orozco, quien preside desde el 2003 en el país, el Ministerio “Cristo Viene” que Yiye fundara en Puerto Rico, en los Años 60´, hizo revelaciones del Ministerio del “Hermano Yiye”, que hasta ahora no le había confiado a ningún otro medio. “El hermano Yiye siempre fue un hombre de Oración, tenía una vida devocional intensa, recuerdo que cuando llegábamos de las Campañas Evangelísticas a las 12 de la media noche o más tarde, ya a las 3 de la mañana todo el mundo estaba de pie otra vez, orando y clamando junto a él, porque despertaba todo el Equipo para orar y clamar”, indicó.
ODIABA LOS HOMENAJES:
Orozco reveló que se sorprendió mucho, cuando un día Yiye llegó muy enojado a su casa, y cuando ella le preguntó que le pasaba, le contestó que le hicieron venir desde Puerto Rico, dizque para tributarle un homenaje; y que al único que debíamos dar gloria y honra era a Dios, y no a él.
Añadió que tras iniciar su trabajo como Consultora Legal con Yiye, el Equipo del Evangelista le pidió que lo hospedara en su casa; a lo que ella le aclaró que no tenía muchas comodidades, y ellos respondieron que Ávila, “Solo necesitaba un habitación para orar y nada más”.
INICIO DEL MINISTERIO DE AVILA Y SU LLAMADO:
Según nos relató Orozco, el “Hermano Yiye”, era Fisiculturista y profesor de Biología al momento de recibir el llamado de Dios; caso que dijo ocurrió cuando éste, cierto día, encendió la TV, para ver deportes, y buscando se encontró con la prédica de un Evangelista, que le dijo: “A ti Dios te ha elegido como Ganador de Almas”, confirmación que sintió Yiye después, a través del Espíritu Santo.
Tras esa experiencia, se entregó al Ministerio por completo con una “Vida de Oración e Intercesión”,  y empezó evangelizando a los atletas y personal que laboraban en el gimnasio que tenía, a sus familiares, vecinos y relacionados; muchos de los cuales, afirmó Orozco, hoy todavía perseveran y otros son evangelistas y pastores.
Yiye se estrenó como Evangelista Internacional en R. D. donde hizo su primera campaña fuera de Puerto Rico, en los años 70 y aquí mismo realizó su última campaña también, en el 2010, en el Estadio Olímpico Félix Sánchez, antes de morir, donde más de 6 mil almas se arrepintieron, fueron sanadas y restauradas.
SU PRIORIDAD ERAN LAS ALMAS:
Contó Orozco, que Ávila solo dejaba su lugar de oración, antes y después de una Campaña, para ver el lugar reservado para hacer el llamado y donde estarían sentados los pastores; lugares estos que exigía le reservarán; al igual que “La Cosecha de Almas”, ya que tan pronto terminaba su Campaña solicitaba la lista de “Almas Convertidas”, para orar por ellas.
“Cierta vez hicimos una campaña en una provincia y cuando le lleve la lista de las 800 almas arrepentidas, me dijo: que esas no eran todas, que ahí faltaban. Imagínese mi sorpresa al oír esto. Pero cuando hable con el pastor que organizó la campaña, me pidió perdón y me dijo que debido a que había hecho un acuerdo con los otros pastores, le había dado a ellos otra lista, con gran parte de los convertidos esa noche, que sumaban mil 800 almas”, afirmó.
Relató asimismo, que en otra campaña, el Espíritu Santo lo inquietó a decirle a una joven señora presente allí, que Dios quería rescatarla antes de que la muerte súbita la sorprendiera, y que la citada mujer ignoró el llamado y se dispuso a salir de aquel lugar, pero que tras alejarse unos 50 metros de allí, cayó muerta, como él le había advertido.
“Nunca he visto otro hombre con la Visión de Reino que tenía el hermano Yiye y ese amor por las almas, ya que una vez terminada cada campaña o cruzada, durante el trayecto de regreso a casa, no se hablaba de otra cosa que no fuera de las almas salvadas y de la intercesión por éstas para que perseverarán en los caminos de Dios”, Recordó
VIDA DISCIPLINADA Y AUSTERA:
Reveló que el Evangelista era sumamente disciplinado en toda su vida, era vegetariano (Dios se lo mandó), siempre ejercitaba su cuerpo y el alma; y que antes de acostarse se aseguraba que todo el Ministerio estuviera bien; salía de sus encierros (Propósitos) solo para comprobar eso; pero nunca salió en medio de una campaña, no dejaba el lugar hasta que terminaba y esto aconsejaba.
“Murió en la misma casa humilde que compró cuando se casó (Donde vivió por más de 54 años), ignorando siempre el consejo de que se mudara de allí a otra más cómoda. Al momento de morir no tenía bienes acumulados ni ostentosos; más que dos pares de zapatos, varias mudas de ropas, pese a manejar un canal de TV internacional con Satélite y otros bienes”, recordó.
Reveló además, que cierta mañana, los vecinos de Yiye corrieron a la casa de éste, porque escucharon cánticos angelicales y aleteos de pajarillos como “estruendo de muchas aguas”, y que al llegar vieron al Evangelista boricua tendido en su cama, descansando para siempre, había partido con Cristo, y su fiel compañera de toda la vida Yeya, a su lado orando.
TRABAJOS DEL MINISTERIO CRISTO VIENE INC.
Orozco contó, que pese a la muerte de Yiye, han continuado su ejemplo, y hoy el Ministerio Cristo Viene Inc. en el país y Puerto Rico sigue trabajando y ganado Almas. Habló de las constantes visitas a las comunidades y las escuelas y colegios del país, cada semana, para llevar la Palabra de Dios y otras acciones evangelísticas (Construcción y arreglo de casas, pozos, llevan comida, alimentos y juguetes).
Destacó el trabajo de hombres que están y pasaron por ese Ministerio en años recientes, como el reverendo Miguel García, Frank Martínez (Enc. En Puerto Rico), el fenecido locutor cristiano Ramón Pumarol, Gerardo Orozco (Su hermano), los esposos Fernando y María Báez, entre otros; así como los más de 35 coordinadores (Líderes y pastores), que a  nivel nacional, contribuyen y trabajan en el país, en las 32 provincias y municipios del país.
Marylin exhortó al pueblo cristiano en R. D. a tomar Lema de Yiye; “Predicar a Tiempo y Fuera de Tiempo”, abrir las iglesias, hogares, lugares públicos y las calles, donde se pueda albergar personas, para predicarles la Palabra de Dios; tras afirmar que solo así nuestra nación podrá ser cambiada; tras asegurar que estamos viviendo tiempos finales (Mateo 24) y que tal y como sostenía Yiye, siempre hay que predicar sin perder el tiempo ni entretenerse en otras cosas.
“Estamos dispuestos a trabajar con todas las denominaciones cristianas, los ministerios, asociaciones, confraternidades y entidades públicas y privadas, comunitarias y de la sociedad civil, estamos ubicados en la calle José Augusto Thomen, No. 4, Plaza Senari, 2do Nivel, en el Ensanche Quisqueya, detrás de la Torre BHD, no tenemos tiempo que perder, emulemos el ejemplo de Yiye”, concluyó exhortando.
-LEMA: “Hay que predicar a tiempo y fuera de tiempo”.
-MISION: “Llevar la Palabra de Dios por campos y ciudades (Mr. 16:15)”
-LEGADO DE YIYE: La predicación del Mensaje de Salvación.

 -FRASE DE YIYE: “Cristo Salva, Cristo Sana y Cristo Viene”.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              
Share on Google Plus

About Revista La Cosecha

0 comentarios:

Publicar un comentario

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *